+34 916 572 874

Av. de la Industria, 32, Alcobendas, 28108-Madrid

Tesla enfría las expectativas del Model 3, su automóvil ‘low cost’

Noticias Automoción

 

Tesla, la marca estadounidense de automóviles premium 100% eléctricos y primera del sector por capitalización bursátil, tiene previsto lanzar al mercado su tercer vehículo, el Model 3, a finales de año.

Sería el culmen de «la democratización del coche eléctrico» según su consejero delegado, Elon Musk. Y es que su precio está muy por debajo de lo que cuestan tanto el Model S, una berlina de gran tamaño que sale por 69.200 dólares en EEUU; así como el Model X, un todocamino con siete plazas y puertas de ala de gaviota que llega a los 83.700 dolares. Frente a ellos, el Model 3 se queda en 35.000 dolares que, en cualquier caso, es un precio elevado para lo que se estila en aquel país.

El Model 3 cuesta en EEUU 35.000 dólares, casi la mitad que un Model S

El Model 3 fue anunciado hace ahora más de un año, para regocijo de sus seguidores, que son legión en todo el mundo e idolatran a la marca y cualquiera de sus iniciativas como si se tratase de Apple.

Sin embargo, Tesla se ha visto en la tesitura de tener que crear una página web para explicar que el Model 3, su low cost, no es, ni mucho menos, un escalón más con respecto a sus otros dos automóviles. En realidad, es un vehículo de inferior calidad y prestaciones. «Aunque será nuestro automóvil más nuevo, no es una versión 3 de nuestro Tesla más avanzado», explica la compañía en su web.

«Como el Model S, está diseñado para ser el más seguro de su gama», pero si este último puede alcanzar las 60 millas por hora (96 km/h) en 2,3 segundos, el Model 3 tarda 5,6. Y si la autonomía de este alcanza los 344 kilómetros, el S con la batería más potente llega a los 568.

Desde la compañía de Palo Alto creen que el número 3 elegido como nombre y el hecho de ser el tercer modelo que comercializan, está sembrando confusión entre algunos de sus futuros clientes, puesto que parece una secuencia natural como los iPhone de Apple. Así, algunos esperan que el próximo vehículo de Tesla sea su modelo más avanzado tecnológicamente y a un precio popular, un idilio que no se produce en la realidad.

«Vamos a ser como un disco rayado en este aspecto», indicó el propio Musk hace unas semanas. «Realmente tenemos que ser enfáticos ante un error en el que asumo plena responsabilidad» y que en la compañía se entiende como un fallo del lado del márketing.

El aparente error no ha frenado, ni mucho menos, la enorme expectación por la llegada del Model 3, por el que, apenas una semana después de su presentación, cerca de 400.000 clientes habían hecho ya una reserva pagando por adelantado 1.000 dólares.

Aunque falta saber también si la compañía americana -que el año pasado montó casi 84.000 vehículos y este espera vender 100.000 unidades- es capaz de alcanzar el medio millón de vehículos fabricados en su única planta de Freemont en 2018. Una factoría en la que no han concluido las obras de ampliación, que deberían estar finalizadas este año.

El furor por Tesla es todavía mayo en Bolsa. Sus acciones cerraron el martes a 335 dólares, un incremento del 69% desde el 15 de diciembre de 2016. Una euforia que parece no tener límite.

El mundo -PABLO SCARPELLINI  –  LOS ÁNGELES (EEUU) – 1 jun. 2017

Back to Top