+34 916 572 874

Av. de la Industria, 32, Alcobendas, 28108-Madrid

Smart Cabrio Electric Drive: sólo se oye el viento

Noticias Automoción

Con la llegada de esta nueva versión descapotable, se completa la familia de modelos eléctricos de Smart, que hasta ahora contaba con las versiones Fortwo y Forfour.

Smart apuesta de forma decidida por la movilidad eléctrica y, de hecho, todo apunta a que en un futuro sus modelos acabarán estando propulsados únicamente por este tipo de energía. Una prueba de ello es que en algunos de los países que son más favorables a esos vehículos de cero emisiones, como Estados Unidos, Canadá y Noruega, la marca del Grupo Daimler ha dejado de vender el resto de variantes con motores de combustión.

Además, durante la presentación del nuevo Smart Cabrio Electric Drive, los ejecutivos de la firma ponían a España como ejemplo del rápido cambio que está experimentando la sociedad. Los vehículos eléctricos han tenido una acogida bastante limitada en nuestro país y, en 2015, apenas se vendieron 55 unidades del Smart con baterías. Sin embargo, tras la puesta en marcha, a finales de dicho año, del programa car2go de coche compartido, muchos usuarios han podido conducir automóviles de esas características en el tráfico urbano y han quedado gratamente sorprendidos por la experiencia. De hecho, Madrid se ha convertido en la ciudad de más éxito para car2go entre las más de treinta donde funciona este sistema en todo el mundo: la capital de España es la que cuenta con el mayor número de personas registradas y también es en la que más kilómetros se han recorrido.

A consecuencia de ello, la filial española de Smart ha hecho un pedido de nada menos que 1.000 unidades de variantes eléctricas para vender en 2017. Aunque parece que no se van a poder entregar más de 750, aseguran que la demanda será bastante superior.

El nuevo Smart Cabrio Electric Drive, que empezará a entregarse a los primeros clientes a finales del próximo mes de julio, dispone de una capota de lona que se pliega en dos fases, operación para la que sólo hacen falta doce segundos y que puede realizarse con el vehículo circulando a cualquier velocidad. Su autonomía homologada es de 155 kilómetros, una cifra que siempre estará por encima de los 100 kilómetros en situaciones de conducción real.

Está distancia debería ser más que razonable para la mayoría de los usuarios de este coche pues, según los estudios, la media que recorren sus propietarios es de 35 kilómetros al día.

Como sus hermanos el Fortwo y el Forfour, el nuevo descapotable eléctrico ha recortado prácticamente a la mitad los tiempos de recarga respecto a la generación anterior. En un enchufe doméstico europeo, se necesitarán seis horas para cargar el 80% de una batería agotada, un tiempo que se reducirá a tres horas y media si empleamos el cargador específico de pared. A partir de la primavera de 2018, la marca ofrecerá como opción un cargador de 22 kW, que permitirá llenar ese 80% de la batería en menos de cuarenta y cinco minutos.

Agradable de conducir

La característica más relevante del Smart eléctrico es lo suave y silenciosa que resulta su conducción. Con el motor y la propulsión en la parte trasera, y el radiador, los componentes eléctricos y otros elementos situados delante, el reparto de pesos está muy equilibrado, lo que hace que el coche dé una gran sensación de aplomo sobre la carretera y sea muy estable. Otro punto sorprendente es su diámetro de giro de sólo 6,95 metros, que permite dar la vuelta en espacios inverosímiles.

Mecánicamente el descapotable es idéntico a sus hermanos. Cuenta con un motor eléctrico de 81 caballos y una batería de iones de litio compuesta por 96 celdas planas colocadas en paralelo, que funcionan de forma similar a un conjunto de pilas. Su capacidad es de 17,6 kWh y pesa 160 kilos.

POR JAIME HERNÁNDEZ – Ginebra (Suiza) – @elmundomotor – 26/06/2017

Back to Top