+34 916 572 874

Av. de la Industria, 32, Alcobendas, 28108-Madrid

Porsche: dilema ante el diésel

Noticias Automoción

La marca decidirá si introduce los motores diésel de Audi en el Cayenne en unas semanas.
Porsche presentó el pasado martes la tercera generación del Cayenne. Este modelo fue el primer todocamino de la marca de serie que salió al mercado en 2002, el primer Porsche de cuatro puertas y el primero que introdujo la motorización diésel.

El acto de presentación se celebró en el Museo Porsche, situado junto a la sede de la firma en Stuttgart. Una ciudad que también acoge el Museo de Mercedes y su sede, y la de la multinacional de componentes de automoción, Bosch. En esta localidad un juez ha dictaminado prohibir la circulación por el centro de los coches diésel a partir del 1 de enero. La medida está recurrida y en espera de sentencia firme.

La paradoja de una ciudad con tanto peso en el sector de la automoción se puede dar en la propia Porsche. La enseña del 911 ha presentado dos variantes del Cayenne, ambas de gasolina, y ha prometido versiones Turbo más potentes y una híbrida enchufable con 50 kilómetros de autonomía en modo eléctrico.
Pero respecto a la variante diésel, mutismo. Un tema incómodo para los altos directivos, incluido el jefe del clan, Wolfgang Porsche.

Porsche es una marca que está dentro del grupo Volkswagen, pero además, como empresa, es el mayor accionista del consorcio con el 30,8% del capital y con un 52% de los derechos de voto en las decisiones del consejo de administración. Con el dieselgate, que Porsche abandone el diésel sería un mazazo para VW, aunque la marca puede argumentar el bajo peso de las ventas de diésel.
«El Cayenne diésel sólo supone el 14% de las ventas totales del modelo», explica Olivier Blume, consejero delegado de Porsche. Al ser interpelado por la versión diésel de la tercera generación del Cayenne afirma que «hoy [el martes noche] estamos presentando dos variantes de gasolina, sobre el diésel informaremos en las próximas semanas».

Porsche vende tres vehículos con motor diésel, el Panamera, el Macan y el Cayenne. Suiza ha prohibido temporalmente la venta del Cayenne diésel -siguiendo el ejemplo de Alemania en julio- por un problema relativo a sus emisiones, mientras que el Panamera diésel se está revisando profundamente. En España, se han congelado las ventas de este último.

Blume deja la puerta abierta a que Porsche continúe con los motores diésel a corto plazo. «El diésel es muy importante en Europa y nos permite alcanzar buenas cotas de CO2», dice, aunque afirma tajante que «Porsche no desarrolla motores diésel». Efectivamente, son de Audi y como quiera que los Porsche Macan, Panamera y Cayenne comparten plataformas con modelos de Audi, son perfectamente compatibles con la introducción de un motor diésel V6 de la marca de los cuatro aros.

Sin embargo, Porsche pone el foco en la variante híbrida enchufable que llegará el año que viene «y con hasta 50 kilómetros de autonomía eléctrica». Es la alternativa al diésel y que «con el Panamera hemos visto que se han incrementado las ventas de la versión híbrida».

El cliente de Porsche pagaría un plus por la tecnología híbrida enchufable. Pero del mismo modo, podría pagar un sobreprecio por el diésel, cuya producción con más sistemas de eliminación de gases nocivos como el NOx y mayores depósitos de urea, resulta cada vez más costosa.

Todo apunta a que el Cayenne diésel se podría vender en Europa a corto plazo y, si el cliente deja de pedirlo, se eliminará. Porque «no va a haber un Cayenne 100% eléctrico en esta generación», explica Blume, ya que «el primer Porsche 100% eléctrico será el basado en el Mission E».

EXPANSION – POR FÉLIX GARCÍA STUTTGART @felixgarfdz – 31/08/2017

Back to Top