+34 916 572 874

Av. de la Industria, 32, Alcobendas, 28108-Madrid

Opel congela sus planes para el Corsa en la planta de Zaragoza

Noticias Automoción

PSA quiere desarrollar los modelos del grupo alemán junto con los de Citroën y Peugeot para reducir costes. Figueruelas iba a ser la única fábrica en montar el utilitario desde 2019.

Como parte del plan para lograr unos ahorros de 1.700 millones en 2026 con la compra de Opel, PSA va a revisar a fondo su estrategia de producto con el objetivo de que la enseña alemana, Peugeot, Citroën y DS desarrollen conjuntamente la próxima generación de sus modelos, tal y como ha anunciado el presidente de PSA, Carlos Tavares.

Dentro del acuerdo de compra, PSA se ha comprometido a respetar las adjudicaciones de modelos hechas por General Motors a sus plantas. Este compromiso expira en el momento que termine el ciclo de producto actual de Opel que cuenta con la propiedad intelectual de GM.

Extinto el compromiso, PSA es libre para implementar sinergias. Así, los tres modelos pequeños del nuevo grupo -el Opel Corsa, y los sucesores de los Peugeot 208 y Citroën C3- compartirán plataforma (estructura del vehículo). Son coches clave para cada enseña al ser los más vendidos de su gama. Y compartir su desarrollo es vital para reducir costes y ganar dinero, ya que son modelos con márgenes muy reducidos.

Esta estrategia deja en el aire el proyecto que anunció GM a final del año por el que la planta de Opel Figueruelas (Zaragoza) producirá en exclusiva para todo el mundo la futura generación del Corsa, en 2019. Ahora comparte la fabricación con la factoría alemana de Eisenach. Ese plan también incluye que Zaragoza monte el Adam y ceda la fabricación de la nueva generación de Mokka X, que produce actualmente. «Esta reordenación de la producción de los modelos se ha caído», reconocen los sindicatos, aunque no hay todavía una decisión oficial por parte de la empresa.

PSA produce en la factoría francesa de Poissy los modelos Citroën C3 y Peugeot 208, que también se monta en la factoría eslovaca de Trnava.

Con Zaragoza, las combinaciones de producción se amplían: los tres modelos podrían montarse en dos o tres de las actuales plantas; una no tendría capacidad suficiente.

El Corsa, que se produce en Zaragoza desde su inauguración en 1982, es el motor de la planta: supuso el 62% de las 360.000 unidades que produjo en 2016.

Algo parecido ocurriría con el Adam asignado para 2019, que estaría en el rango de los Peugeot 107 y Citroën C1, cuyas actuales generaciones se fabrican compartiendo tecnología con el Toyota Aygo.

Pese a no tener amarrada la exclusividad del futuro Corsa, los sindicatos de Figueruelas están tranquilos por la elevada productividad del centro y porque es una planta de sobra conocida por los directivos de PSA. Gracias a la alianza alcanzada en el año 2012 entre el consorcio galo y GM, el próximo junio comenzará la producción del Citroën C-Aircross en la factoría zaragozana, un modelo que ha sido «desarrollado de forma conjunta por PSA y GM junto al Crossland X», cuya fabricación se inicia en las próximas semanas en este centro.

Dicha alianza también ha provocado que el año que viene en PSA Vigo se fabriquen tres furgonetas hermanas, la Peugeot Partner, la Citroën Berlingo y la Opel Combo.

EXPANSION  POR A.Marimón / F.García – Madrid – 09/03/2017

Back to Top