+34 916 572 874

Av. de la Industria, 32, Alcobendas, 28108-Madrid

Nissan Ávila evita el cierre ‘in extremis’ y será una fábrica de recambios a partir de 2020

Noticias Automoción

Acuerdo in extremis entre trabajadores y empresa en Nissan Ávila. La planta pasará de fabricar camiones a hacer piezas de recambio en 2019.

La planta de Ávila de Nissan no cierra. Tras una jornada maratoniana, a las 2.35 de la mañana se hacía oficial un preacuerdo para reconvertir la planta. Pasará de ensamblar camiones a ser una planta que haga recambios de piezas para las marcas Renault y Nissan.

El acuerdo, que el Comité de Empresa está presentando a los empleados, será ratificado al término de la reunión.

El acuerdo llegó in extremis el último día del plazo que había fijado la empresa para cerrar la negociación. De no haber habido consenso, la empresa amenazó con cerrar la planta antes de que acabara este año.

A cambio de no cerrar, la Alianza Renault Nissan exigía como condición sine qua non que los empleados de Nissan Ávila se integraran ya este año en el convenio de Renault Castilla y León.

Los empleados han aceptado pasar al convenio de Renault ya este año como pretendía Nissan. El problema para los trabajadores de Ávila es que perderán hasta un 30% de su salario. El preacuerdo firmado incluye la petición de los trabajadores de que todos los trabajadores tengan una pérdida salarial igual, ya que en función de la reconversión habría algunos que no perdieran nada mientras que otros, verían reducida su masa salarial hasta ese 30%.

Además, el acuerdo contempla que la empresa dé un bono de compensación de hasta 3,5 veces la pérdida salarial que tenga cada trabajador. Es decir, si un trabajador pierde 5.000 euros, recibirá un pago compensatorio de 17.500 euros.

Además, según la empresa, se minimizan los traslados mediante un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (para formación) con complemento hasta el 100% del salario. Dado que la demanda del camión NT400 que se fabrica en la actualidad ha caído, hasta 2019, la fábrica tendrá un excedente de trabajadores. Entre dirección y sindicatos se ha acordado esta fórmula «como garantía de empleo para todos los trabajadores de Ávila».

La plantilla actual conserva sus derechos de antigüedad y continuará generando derechos económicos hasta un máximo de cinco quinquenios.

Aquellos trabajadores que no quieran integrarse en el convenio de Renault se podrán acoger a un plan de bajas incentivas de 50 días por año trabajado.

Problemas

La situación de la factoría abulense dio un giro radical cuando Nissan confirmó a comienzos de año la cancelación de la producción del camión NT 500, que había arrancado hace tres años y que debería haberse mantenido en el tiempo hasta 2023. La empresa consideró inviable el coste de la adaptación a los nuevos motores Euro6 con menos emisiones contaminantes.

Además, la caída de la demanda del segundo vehículo que fabrican en la actualidad, el más pequeño NT400 obligó a revisar los volúmenes de producción en un 40%, hasta 9.500 unidades para 2017. Y ello, con la espada de Damocles que suponía el hecho de que el ciclo de vida de este vehículo terminaba en 2019-2020.

En esta tesitura, la Alianza Renault Nissan encargó en el mes de febrero al español José Vicente de los Mozos, presidente de Renault España y responsable mundial de fabricación en el Grupo Renault, encontrar una salida para la factoría antes del verano.

Inicialmente, se plantearon tres posibilidades: encontrar un vehículo que entrase en la cadena de producción una vez acabase la del NT400; reconvertirla a una factoría que produjese piezas y recambios para las otras plantas que la alianza tiene en España (dos de Renault en Valladolid y Palencia y otra de Nissan en Barcelona) o cerrar las instalaciones.

El 20 de abril, De los Mozos desvelaba que la opción elegida era la segunda. «Esta es la mejor solución para Ávila porque dejará fabricar el camión NT400 en septiembre de 2019″. «Y Ávila será la única fábrica de la Alianza que fabricará piezas de recambio en Europa. Además, si la Alianza no hubiera querido una solución para Ávila, yo no estaría aquí. Hemos dado una solución y queremos que se monten a bordo todos los que quieran. Necesitamos gente motivada» señaló aquel día. La transformación supondrá una inversión de 40 millones de euros y llevará a que los trabajadores de Ávila que se sumen al proyecto se integren en Renault Castilla y León.

EXPANSION – POR Félix GarcíaMadrid@felixgarfdz – Actualizado: 15/06/2017

Back to Top