+34 916 572 874

Av. de la Industria, 32, Alcobendas, 28108-Madrid

Inés Anitua (Acicae): ‘Somos un sector empleador y necesitamos atraer gente formada’

Noticias Automoción
  • ‘Debemos atraer a los jóvenes a la industria para cubrir el relevo generacional’
  • ‘Somos el sector tecnológico que más invierte en I+D+i de toda Europa’

El sector de automoción vasco, principalmente centrado en los componentes, es uno de los más dinámicos de la economía vasca, tanto en crecimiento de facturación, rentabilidad y creación de empleo que todo apunta a que en 2017 volverá a superar los niveles récords que lleva pulverizando en los últimos ejercicios.

En 2016, en virtud de los datos manejados por el Cluster de Automoción de Euskadi (Acicae), su facturación creció casi un diez por ciento hasta colocarse en los 16.454 millones y con una plantilla global de casi 80.000 personas, en que la mitad está en el extranjero, habiéndose creado empleo neto también en Euskadi. Ver Revista Digital País Vasco.

A la vista está que se trata de un sector muy global, en el que las empresas vascas han sabido internacionalizarse, porque ya suman 270 fábricas en el exterior lo que además de un gran activo para servir a sus clientes, también implica un gran desafío de gestión empresarial. El nuevo reto para el sector en Euskadi radica en la necesidad de captar nuevo personal formado y preparado para las nuevas exigencias de la fabricación avanzada.

Pregunta: Estamos a mitad de curso y todas las previsiones macroeconómicas se están superando ¿Cómo va este sector?¿Cuál es la previsión del año?

Respuesta: Estamos muy contentos porque la tendencia es creciente, las previsiones se están cumpliendo e incluso creemos que superando. En marzo dijimos que íbamos a crecer por encima de la economía, entonces hablamos de un ritmo de un 3,4 por ciento? Creemos que lo vamos a superar, pero no puedo dar datos, ya que hasta octubre no tendremos los resultados de la encuesta entre nuestros asociados.

Parece que ustedes han sido el sector que menos ha padecido la crisis económica, no paran de crecer. ¿Cómo ha sido esto?

La crisis también nos golpeó con fuerza. Parece que no se recuerda, pero nosotros veníamos de épocas de producciones récord y en 2008 nuestro mercado se paró. Había mucho stock y el mercado se cayó más de un 25 por ciento. Pero hay que reconocer que la recuperación fue rápida, se puede decir que en 2010 el sector a nivel global superó el bache. En este periodo la industria vasca supo adaptarse y ser más competitiva. No sólo nos fortalecimos y crecimos con implantaciones productivas en países de costes reducidos, sino que también se ha entrado con fuerza en Europa, adquiriendo empresas en Inglaterra, Francia, Alemania o Estados Unidos. Es una gran satisfacción ver que éramos capaces de integrar también plantas de países desarrollados. En cualquier caso me gusta repetir que Automoción es un sector en crecimiento, en el que ahora se producen en el mundo unos 90 millones de vehículos al año y que las previsiones para el ejercicio 2020 indican que se superará la barrera de los 100 millones. Además es un sector muy tecnológico, con márgenes muy ajustados, por lo que es el sector que más invierte en I+D+i en Europa, entre un 15 y un 25 por ciento de la facturación, por encima incluso del sector farmacéutico. Creo que esto puede ser además un gran atractivo para los jóvenes, porque necesitamos profesionales capaces de moverse en entornos tecnológicos, multiculturales e internacionales.

En este mercado en crecimiento ¿Contemplan que pueda hacer nuevas inversiones productivas aquí?

En Europa se van a seguir produciendo vehículos, por lo tanto seguiremos fabricando aquí. Nunca hemos podido soportar que nos hablen de deslocalización. Nada más lejos de la realidad. Al revés, gracias a que nos hemos multilocalizado hemos podido consolidarnos aquí. Tener plantas productivas en el extranjero ha permitido consolidar el negocio que tenemos aquí. Estamos en un sector global, nuestros clientes nos piden que les sigamos y que les suministremos a todas sus plantas allá donde estén. Hay una tendencia muy clara, los grandes fabricantes han reducido su número de proveedores y los que se han mantenido se han consolidado como proveedores estratégicos del grupo y eso implica que sirven piezas a nivel mundial

En este contexto de implantaciones exteriores ¿Hacia dónde miran ahora las empresas vascas?

En la actualidad tenemos 270 plantas fuera, ha sido un proceso espectacular, ya que en los años noventa del siglo pasado prácticamente sólo exportábamos, no producíamos fuera. Como recordarán las primeras implantaciones empezaron en Europa Central y del Este. Después se produjo el salto a Latinoamérica, especialmente a México y Brasil. De ahí pasamos a Asia, China e India, después Estados Unidos y ahora la tendencia es hacia Japón, Tailandia, Indonesia?. Al final nosotros creceremos allí donde se fabriquen vehículos. Todo esto ha supuesto un gran esfuerzo para nuestras empresas, no sólo financiero, por las inversiones realizadas, sino también un gran esfuerzo de gestión, al tener que gestionar un negocio multilocalizado, integrando muchas culturas, etc. Hemos podido comprobar el gran nivel de nuestros profesionales, ya que las empresas cuando han abierto plantas fuera han trasladado a directivos formados aquí, no han tenido que fichar profesionales de otros países.

Un sector manufacturero como este ¿cómo enfrenta los cambios que se avecinan con la digitalización y la Industria 4.0?

Nuestros procesos productivos ya son muy competitivos y con un alto índice tecnológico. Pero lo cierto es que al igual que en toda la industria se va a volver a producir un cambio enorme en nuestras fábricas. Nuestro sector de enfrenta a muchos retos, simultáneamente. Tiene que seguir apostando por la innovación tecnológica y la innovación de producto. Además la tendencia es que las empresas deban tener mayor dimensión para poder convertirse en aliados tecnológicos de sus clientes y para ello, hay que ser capaz de desarrollar innovación en producto y también en procesos, todo ello desde un planteamiento de multilocalización. En Euskadi en nuestro sector siempre hemos hablado de dimensión, internacionalización, valor añadido, y flexibilidad, como los cuanto grandes retos. Hasta ahora parece que nuestras empresas lo han hecho bastante bien.

En varias ocasiones desde Acicae han llamado la atención por las dificultades que están teniendo las empresas para encontrar personal formado ¿Se mantiene esta tendencia?.

Si. Somos un sector global y en crecimiento. También crecemos aquí, por lo que somos un sector empleador y necesitamos atraer gente, talento, personal formado. Desde Acicae y desde el centro avanzado AIC estamos haciendo un esfuerzo enorme por atraer a los jóvenes a nuestro sector, de tal manera que cuando se produzca el relevo generacional que se avecina, podamos continuar manteniendo los niveles de competitividad que tenemos actualmente. Así este año hemos desarrollado dos programas piloto, pioneros, con niños de entre 8 y 12 años; y con jóvenes de unos 22 a 24 años. Los resultados han sido muy buenos y creemos que les daremos continuidad e incluso que podríamos potenciarlos.

¿En qué han consistido?

Uno ha sido un campamento con niños de entre 8 y 12 años, un ‘summer camp’ en inglés, en mientras juegan van aprendiendo, en este caso a construir un coche. Así divirtiéndose podemos ir acercándoles hacia la Industria, hacia nuestro sector para que vean lo que les puede ofrecer. El otro proyecto ha ido dirigido a jóvenes de entre 22 y 24 años, que están en últimos cursos de formación, o en cursos de postgrados. Ha sido un Programa de Inmersión, no de charlas convencionales. Durante una semana les hemos mostrado qué es el sector, han visitado empresas, fábricas, unidades de I+D, visto modelos de estrategia y liderazgo, etc. Un modelo experiencial por el cual valoren la Automoción como una opción para desarrollar sus carreras profesionales.

Eso es de cara al futuro, pero en la actualidad también necesitan personal ¿En qué disciplinas existen las mayores carencias?

Hay carencia de personal, por ejemplo, en troquelería, matricería, en que se necesitan muchos años para lograr personal experto. Nosotros estamos intentando crear modelos que permitan acortar el proceso de formación. En el AIC tenemos una academia y otra serie de empresas ahí asentadas también tienen sus academias.

Hablan de atraer a los jóvenes, pero ¿no sería posible el reciclaje profesional de trabajadores de más edad, de otros sectores, que hayan quedado expulsados del mercado laboral?

También estamos haciendo programas de formación con desempleados. Precisamente acabamos de terminar una nueva iniciativa piloto, en colaboración con los Ayuntamientos de Amorebieta y Ermua y la Diputación Foral de Bizkaia, para formar a una veintena de aparados de larga duración en técnicas de estampación. En esta primera edición, que acaba de terminar, algunos ya se han colocado en empresas.

Desde hace más de diez años se viene anunciando que el coche eléctrico ya está aquí, pero es ahora cuando parece que llega ¿A qué velocidad lo hará?

Nosotros siempre hemos analizado este tema muy de cerca. El coche eléctrico ha venido para quedarse, pero su ritmo de penetración dependerá de lo que el mercado defina y de la regulación, tanto la que promociona los transportes bajos en emisiones, como la necesaria para desplegar las redes de recargas y servicios que necesita el coche eléctrico, así como la estandarización de tecnologías. Evidentemente si hubiera una normativa única, clara, e idéntica en todas partes, avanzaríamos mucho más rápido en ese ámbito, pero no es así, con lo cual es otro de los elementos a tener en cuenta. Nosotros estamos participando en varios grupos de trabajo promocionados desde la Unión Europea para el desarrollo de estas tecnologías y los estándares. Pero hay otro factor que tampoco hay que olvidar, que es el factor precio._La percepción del mercado es que el coche eléctrico aún es caro. En 2009 ya dijimos que en 2020 el despliegue del coche eléctrico puro seria bajo y algo más avanzado con los híbridos y los enchufables, pero no masivo. Pero llegará, aunque su velocidad será diferente por áreas geográficas en el mundo. En este contexto, nosotros estamos trabajando con todos los sistemas de propulsión simultáneamente, pero después ha de ser cada empresa, en función de a qué partes del vehículo va dirigido, la que defina su estrategia tecnológica.

En qué fase se encuentra el centro AIC-Automotive Intelligence Center. ¿Tienen prevista una cuarta ampliación?

Este centro se promovió en 2006, antes de que se vieran la crisis que venía, su primera fase se inauguró en 2009. La gran aceptación empresarial llevó a que en 2010 se decidiera ampliarlo y en 2015 desarrollamos la tercera fase. Siempre hemos ampliado cuando estábamos al cien por cien de ocupación y ahora otra vez lo estamos. En este momento acogemos a cerca de 30 organizaciones, en las que trabajan casi 800 personas. Una nueva ampliación podría plantearse, pero aún no hay nada al respecto y a nosotros nos gusta hablar de realizaciones, no de proyectos. Obviamente nuestra vocación es dar servicio a todos las ideas que surjan en nuestro entorno.

¿Cómo está llegando la fábrica del futuro a Euskadi?

Hace unos años estábamos muy preocupados en el desarrollo de producto, que es algo que evidentemente tenemos que seguir haciendo, pero parecía que no hablábamos tanto de procesos. Últimamente, desde hace 3 o 4 años, ya se habla mucho de procesos y además con la nomenclatura muy alemana. A nosotros nos gusta más hablar de manufactura, de fabricación avanzada. Desde Acicae hemos hecho una reflexión estratégica sobre cómo nos tenemos que preparar para afrontar el modelo industrial del futuro y las demandas de nuevos productos de nuestros clientes. Podemos decir que, en general nuestras fábricas, están preparadas hoy, pero a partir de ahí hemos desarrollado grupos de trabajo para avanzar en los nuevos requerimientos de digitalización, la gestión del big data, conectividad, etc.

Carmen Larrakoetxea (Bilbao) – 20/07/2017 – 10:16  EL ECONOMISTA

Back to Top