+34 916 572 874

Av. de la Industria, 32, Alcobendas, 28108-Madrid

Hyundai: tensiones con China

Noticias Automoción

Las ventas de la compañía en China, su mayor mercado extranjero, han caído un 66% interanual en el segundo trimestre.

Para las compañías de Corea del Sur, la protección se ha conseguido a costa de proteccionismo. Los consumidores chinos han acatado los llamamientos patrióticos para boicotear productos relacionados con Corea del Sur. Esta medida se ha impuesto en respuesta a la decisión tomada el año pasado de desplegar un sistema anti-misiles de EEUU. El jueves, Corea anunciaba que respondería con su propio proteccionismo, y que ayudaría a las compañías con aplazamientos del pago de impuestos y préstamos baratos.

Las ventas de la compañía Hyundai Motor en China, su mayor mercado extranjero, han caído un 66% interanual en el segundo trimestre, y ha cerrado fábricas. El negocio conjunto local de la compañía ha tenido problemas para pagar a los proveedores debido a la caída de las ventas.

Según Credit Suisse, la cuota de ingresos por Beijin Hyundai, su empresa conjunta con BAIC, podrían reducirse un 96% hasta los 25.000 millones de wons (18,5 millones de euros) este año. Los índices de utilización de las fábricas de coches operadas por la firma se redujeron a un 33% en el segundo trimestre. Y Hyundai se opone a cambiar a proveedores chinos de componentes para ahorrar dinero.

Pero la compañía necesita mejores soluciones, ya que este año abrió una fábrica en Chongqing. Los analistas esperan que la capacidad de Beijing Hyundai se incremente un 9,4% en los cinco años hasta 2020, superando en unas siete veces el crecimiento total de la demanda anual y dando muestras de una visión ambiciosa respecto a las previsiones de futuras ventas.

La compañía tiene un problema en China que va más allá de su herencia coreana. Los sedanes de Hyundai están atrapados entre los productos de marcas occidentales y los de los fabricantes asiáticos, como Geely. La ampliación de la línea de productos para incluir SUV subcompactos debería ayudar a contener la marea. Gestionar el exceso de capacidad es una prioridad mayor. Hyundai puede culpar a Kim Jong Un de esta situación, por el momento, y puede recurrir a ayudas para no afrontar aún sus problemas, pero el futuro de la compañía en China depende de la resolución de las tensiones transfronterizas.

EXPANSIÓN – POR Financial Times – 29/09/2017

Back to Top