+34 916 572 874

Av. de la Industria, 32, Alcobendas, 28108-Madrid

Grupo Antolín: La digitalización mejora los procesos

Noticias Automoción

La innovación trasversal es clave para ganar eficiencia en la producción cuando los márgenes son mínimos.

El sector de componentes y bienes de equipo para la automoción cuenta con más de 1.000 empresas, facturó 34.000 millones de euros en 2016. Supone el 10% del PIB. El sectorde componentes exporta el 57%de su facturación, 19.510 millonesde euros; su tejido empresarial emplea de forma directa a unas 212.000 personas con un 85% de contratos indefinidos.

España es un país puntero en el sector y una de sus multinacionales es Grupo Antolin, primer fabricante mundial de los revestimientos de los techos. Uno de cada cuatro coches en el mundo lleva un techo elaborado por Antolin, cuya sede está en Burgos, y que facturó 5.247 millones de euros en 2016, un 49% más que en 2015. Está presente en 26 países y cuenta con una plantilla de 26.194 personas, 3.500 de ellas en España.

Grupo Antolin hace 23,8 millones de techos al año. Una de sus plantas estrella es la de la capital castellana. De ella salen al día 6.000 techos y en una misma línea se pueden hacer techos para un Renault Megane, para un Volkswagen Polo o para un Nissan Pulsar. Dos son las claves: estandarización y flexibilidad. Y por supuesto, deben entregar dichos techos just in time en cada una de las fábricas, de ahí que incluso estén presentes dentro de la cadena de producción de las plantas de fabricantes de automóviles. Por ejemplo en Renault Valladolid.

«Para nosotros la innovación es trasversal y la centramos en mejorar la eficiencia de nuestros procesos», explica Javier Villacampa, director de Innovación de Grupo Antolin. «Se trata de conocer tu casa primero para lograr una estandarización que nos permita producir con calidad y de forma eficiente», explica Juan Carlos González, director Corporativo Industrial del Grupo Antolin.

Un techo sencillo de un automóvil se hace en apenas un par de minutos con la herramienta necesaria y con un par de empleados. Que sea tan fácil es gracias a la innovación en los procesos.

No es tener un móvil

«La industria 4.0 no es tener un móvil, un ordenador o un sistema informático. Se trata de aplicar las tecnologías de la información en toda la cadena de valor de los procesos, desde el diseño hasta el producto final», afirma Villacampa.

«Nosotros no nos podemos permitir ineficiencias porque trabajamos con unos márgenes mínimos», según González. Así, la innovación en los procesos «es beneficiosa desde el minuto uno. Ahora podemos conocer todo lo que ha hecho una máquina, cómo lo ha hecho y predecir cuándo se puede romper, lo que evita una parada de la cadena».

Grupo Antolin aprovecha los desarrollos de otras ramas de actividad. «Nosotros podemos introducir innovación gracias a que se abarata la tecnología por el desarrollo que otras compañías han hecho en conectividad. Usamos dicha tecnología para fabricar con una estandarización y, a partir de ella, la implantamos en todas las plantas». Ahí entra en juego la conectividad.

Gracias a la innovación y a las tecnologías de la información aplicadas a los procesos productivos, «conseguimos que la estandarización que nosotros perseguimos para ser eficientes nos permita dar las múltiples soluciones que nos piden las marcas de coches, porque cada cliente quiere que su coche sea particular. Conseguimos algo tan contradictorio como estandarizar la individualización», asegura González.

«Nosotros sabemos más de techos que nadie porque lo hacemos todo, no externalizamos nada del proceso», afirma Villacampa. Grupo Antolin investiga junto a sus clientes, las marcas de automóviles, cómo hacer un techo de calidad al mejor precio. «De hecho la innovación en los procesos ha logrado incluso que nuestros clientes adopten alguno de nuestros procesos».

«Pensamos que es mejor controlar todo el proceso de principio a fin y no pedirle a una empresa externa que nos ayude a ser más eficientes. Si nosotros conocemos el proceso, sabemos dónde y cómo optimizarlo mejor que alguien externo. Externalizamos procesos logísticos porque no nos dedicamos a la logística».

Grupo Antolin destinó 120 millones de euros en 2016 a la I+D+i , un 2,28% de su facturación.

Félix García – MADRID – EXPANSION  – 17/08/2017

Back to Top