+34 916 572 874

Av. de la Industria, 32, Alcobendas, 28108-Madrid

El Gobierno alemán examinará los vehículos diésel de Daimler ante un posible trucaje

Noticias Automoción

El fabricante de automóviles alemán podría haber manipulado cerca de un millón de vehículos. La mayoría serían modelos Mercedes.

El Ministerio alemán de Transportes informó hoy de que la Oficina Federal de Vehículos a Motor (KBA) va a examinar los vehículos con motor diésel del consorcio automovilístico Daimler en los que se sospecha que se pudo manipular la emisión de gases contaminantes.

En rueda de prensa, el portavoz del Ministerio, Ingo Strater, señaló que ayer los responsables de Daimler, que tiene las marcas Mercedes-Benz y Smart, comparecieron en la comisión de investigación creada en Transportes para analizar el escándalo del trucaje de los motores de Volkswagen.

En esa cita, según apuntó, el fabricante automovilístico mantuvo que actuó conforme a derecho y el Ministerio decidió que la KBA examinará los coches bajo sospecha.

La reunión tuvo lugar después de que el diario ‘Sueddeutsche Zeitung’ y las emisoras de radio regionales NDR y WDR informaran este jueves de que la Policía y la Fiscalía sospechan que Daimler manipuló las emisiones de más un millón de vehículos con motor diésel durante casi diez años.

Según informaciones del semanario ‘Der Spiegel’, difundidas hoy, tanto como el Ministerio de Transportes como la KBA llevan semanas examinando autos de Daimler, concretamente los modelos de la Clase-C con motores diésel del tipo 642 y 651.

Las sospechas se concentran en el sistema de apagado del motor, no autorizado, y presuntamente preparado para superar los controles de emisiones sin que se revele cuántas producirá en realidad cuando circule por la calle.

De acuerdo con ese medio, las propias autoridades habrían advertido el jueves a representantes de Daimler que se retirarían los vehículos afectados, en caso de comprobarse el uso de ese mecanismo.

La Fiscalía de Stuttgart (sur de Alemania) ordenó a finales de mayo el registro de varias dependencias de Daimler como parte de las investigaciones abiertas por el presunto trucaje de los motores diésel, en paralelo a las diligencias de la justicia de Braunschweig (centro) y Múnich (sur) sobre los casos de Volkswagen y su filial Audi.

POR Efe – expansión – 14/07/2017

Back to Top