+34 916 572 874

Av. de la Industria, 32, Alcobendas, 28108-Madrid

China tratará de desafiar al Hyperloop de Elon Musk construyendo el tren más rápido del mundo

Noticias Automoción

El gigante asiático pretende poner en marcha un medio de transporte capaz de alcanzar velocidades de entre 1.000 y 4.000 kilómetros por hora, lo que, teóricamente, permitiría recorrer los 1.160 kilómetros que separan Pekín de Wuhan en apenas media hora.

Parece que el placer de contemplar el paisaje, leer un buen libro o disfrutar de la compañía durante las horas que conlleva un trayecto en tren será pronto cosa del pasado.

La compañía pública china CASIC (siglas correspondientes a China Aerospace Science and Industry Corporation) dedicada al sector aeroespacial anunciaba esta semana que se encuentra desarrollando un tren capaz de viajar a un mínimo de 1.000 y a un máximo de 4.000 kilómetros por hora. Esto supondría no sólo multiplicar por diez la velocidad del tren bala más rápido del mundo, sino cuadruplicar la de los vuelos comerciales y triplicar la del sonido. Además, superaría los 1.200 kilómetros por hora que se marcó como objetivo Hyperloop, una meta que, a día de hoy, aún no se ha conseguido alcanzar en las pruebas que se están llevando a cabo.

Este «tren volador», tal y como lo define la firma, se basaría en un planteamiento similar al del medio de transporte ideado por Elon Musk. Una serie de cápsulas -en las que se acomodarían los pasajeros o se apilarían las mercancías- viajarían a través de un tubo de vacío, si bien en este caso, no en el de Hyperloop, se valdrían de la levitación magnética para lograr alcanzar esas velocidades de infarto. CASIC cuenta con más de 200 patentes relativas a este proyecto y, según afirma, su sistema sería el primero en el mundo diseñado para soportar velocidades supersónicas, a pesar de las aspiraciones del CEO de Tesla.

Los planes del gigante asiático son comenzar ofreciendo recorridos regionales a 1.000 kilómetros por hora y, posteriormente, subir hasta los 2.000 para unir capitales importantes. Las velocidades cercanas a los 4.000 kilómetros por hora estarían reservadas a los recorridos internacionales, puesto que China quiere exportar e implantar este modelo en lo países que forman parte de su nueva Ruta de la Seda.

La compañía ha señalado que su intención es involucrar, al menos, a una veintena de científicos y expertos nacionales e internacionales para poner en marcha este futurista sistema de transporte, si bien no ha especificado cuándo pretende materializar sus ambiciosos planes ni ha dado a conocer los detalles económicos del proyecto.

¿Sería posible?

A raíz del anuncio de CASIC, muchos expertos han mostrado su escepticismo acerca de la viabilidad del tren volador. A nivel económico, aducen que el volumen de tráfico que podrían soportar sería demasiado escaso como para que tuviera sentido realizar una inversión tan alta como requeriría esta infraestructura.

Además, alegan que el cuerpo humano no está preparado para someterse, tanto física como psicológicamente, a estas velocidades o que sólo podría hacerlo durante un tiempo muy reducido. Señalan que, de hecho, sería conveniente que los pasajeros se sometieran a algún tipo de formación específica, parecida a la reciben los astronautas, antes de embarcar.

En este sentido el diseñador de este sistema, Mao Kai, explicó a un medio local que, para que el viaje resulte lo más cómodo y seguro posible, su idea es que las cápsulas aceleren más lentamente que un avión comercial.

EFEEXPANSION – POR SARA H. ASENADOR -02/09/2017

Back to Top