+34 916 572 874

Av. de la Industria, 32, Alcobendas, 28108-Madrid

Audi ganó 1.985 millones de euros, un 52% menos al provisionar 1.632 millones por el ‘dieselgate’

Noticias Automoción

Audi ganó 1.985 millones de euros en el ejercicio 2016, lo que supone un 52,7% menos que el año pasado. El motivo es que la enseña de los cuatro aros ha sido la más afectada por el trucaje de los motores diésel de seis cilindros en EEUU que ha afectado a unos 80.000 vehículos y que le han supuesto unas provisiones de 1.631 millones de euros.

Hay que tener en cuenta que en el ejercicio 2015, Audi sólo provisionó 228 millones de euros porque los vehículos diésel de cuatro cilindros afectados en EEUU de la marca eran menos numerosos que los más de 400.000 afectados de la marca Volkswagen.

Además del diselegate, Audi provisionó 162 millones de euros más por los airbags defectuosos de Takata, que totalizan 1.794 millones de euros en provisiones.

Posición sólida
Audi vendió 1,86 millones de coches en 2016, poco más de 60.000 unidades más que en 2015, gracias a las cuales ingresó 59.317 millones de euros, lo que supone un incremento del 1,53% más que en el ejercicio 2015. Si se exlcuyen las provisiones por el dieselgate y los airbags de Takata, el ebitda fue de 4.800 millones de euros, lo que supone un margen operativo sobre ventas del 8.2% que «está dentro de nuestro objetivo de entre el 8% y el 10%», dijo Axel Strotbeck, máximo responsable financiero de la marca. El beneficio operativo quedó en 3.047 millones de euros antes de impuestos tras las provisiones, y el margen sobre ventas descendió hasta el 5,1%. En cuanto al retorno de la inversión (ROI), Audi logró un 17%, ascendiendo a 3.400 millones de euros las inversiones el pasado año, un 2,8% menos.

No obstante Strotbek explicó que «Audi mantiene una posición de negocio fuerte. Como en años anteriores, hemos financiado todas nuestras operaciones e inversiones estratégicas con nuestros propios recursos. Y hemos mejorado la liquidez en 2.100 millones de euros». Audi cerró su posición neta de caja a 31 de diciembre de 2017, en 17.000 millones de euros.

Sin embargo, Strotbek insistió en que además de tener un plan estratégico «pondremos el foco en seguir recortando los costes». Explicó que el grupo ha reducido los costes en viajes de sus ejecutivos un 15% gracias al uso de la videoconferencia.

2017 en adelante
Para este año, Strotbek espera mantener los niveles de caja pero Audi va a realizar un esfuerzo inversor para adaptarse a los nuevos tiempos. La firma va a lanzar dos nuevos SUV en 2019 (el Q8 Concept presentado en Ginebra es uno de ellos, el otro es el Q4 que llegará en 2019) y tres modelos eléctricos en 2020, además de la llegada del Audi A8, un vehículo autónomo de nivel 3 que llega a final de este año y que será presentado el 11 de julio en Barcelona en el primer Audi Summit.

En 2018, llegará también la segunda generación de la berlina deportiva A7 y la segunda generación del Q3 que pierde la factoría de Seat Martorell y que se fabricará en Hungría. Este año también llegará el Audi e-tron que será el primer suv 100% eléctrico de la marca con 500 kilómetros de autonomía, según Rupert Stadler.

El presidente ejecutivo de Audi explicó que «en el largo plazo vamos a reducir nuestra actual gama más de un 40%, lo que nos va a liberar recursos para los sistemas eléctricos futuros».
Audi va a invertir en I+D entre el 6 y el 6,5% de sus beneficios con lo que espera que el capex se sitúe en niveles más bajos que en el ejercicio 2016, según Strotbek.

Diselegate superado
Rupert Stadler, explicó que Audi ya ha llamado a revisión a 2,3 millones de coches con el motor de cuatro cilindros trucado. «En EEUU, Audi sólo tiene 14.000 Audi A3 afectados en este sentido y los clientes pueden elegir entre varias opciones: que se le recompre el coche o deshacer el contrato de leasing o arreglarlos».

En cuanto al motor TDI de seis cilindros «en Europa no hemos tenido ninguna objección al motor V6 TDI. Sin embargo, como otros fabricantes, estamos llevando a cabo una acción de servicio voluntaria para varios modelos». La KBA (Autoridad Federal alemana del transporte) ha autorizado un plan para 4.700 Audi A6 TDI V6 con normativa Euro V y para 65.000 Audi Q5, A6 y A8 cuyos motores cumplen la normativa Euro VI.

En cuanto a EEUU, Stadler dijo que más del 75% de los vehículos afectados son de segunda generación con lo que s pueden arreglar y sólo habrá que recomprar 20.000 vehículos. Stadler espera que para julio comiencen las reparaciones de los V6 TDI afectados.

Y explicó que Audi ha acometido una profunda reestructuración a raíz del dieselgate. «Hemos separado por completo las funciones del desarrollo de producto de las de las aprobaciones de homologación». De los procesos de homologación «se encargará Peter Mertens, nuevo miembro del consejo que estará pronto con nosotros».

POR Félix GarcíaIngolstadt (Alemania) @felixgarfdz – 15/03/2017 –  expansion

Back to Top