(+34) 916 572 874

Av. de la Industria, 32, Alcobendas, 28108-Madrid

General Motors: 110 años de reconversión

Automoción

El gigante estadounidense afronta desde una sólida situación financiera un nuevo proceso de reestructuración con el que quiere prepararse para el coche del futuro

Nadie hubiera querido estar en el lugar de Mary Barra, consejera delegada de General Motors (GM), cuando llamó el viernes de la semana pasada a Donald Trump para adelantarle los nuevos planes de reconversión de la compañía, que contemplan el cierre de hasta siete plantas y el despido de cerca de 15.000 trabajadores, el 15% de la plantilla en Norteamérica.

La reacción del presidente de Estados Unidos, que ha hecho de la protección del empleo en los sectores más representativos de la economía americana el eje de su Gobierno, fue furibunda. Sin embargo, General Motors está acostumbrado a superar obstáculos.

El gigante estadounidense del motor cumplió 110 años en septiembre, un periodo de vaivenes en los que ha pasado de ser la mayor compañía del sector en el mundo a una empresa quebrada y otra vez a un grupo en beneficios que lucha por ganar posiciones en el coche del futuro.

General Motors es el más fiel representante del auge, declive y reconversión de la que un día fue la poderosísima industria de Detroit. La compañía fue fundada en septiembre de 1908 por Charles Mott y William Durant, pioneros del sector y propietarios de la marca Buick. El nuevo grupo, concebido desde sus orígenes como un hólding multimarca, fue creciendo a través de compras, como Cadillac y Pontiac, hasta que se enfrenó a un problema de liquidez que obligó a un consorcio de bancos a tomar el control. Fue la primera gran crisis de General Motors.

La explosión automovilística, sin embargo, sólo acababa de comenzar y la compañía pudo recuperarse a tiempo hasta alcanzar en la década de los ochenta un mastodóntico tamaño, con cerca de 350.000 trabajadores y 150 fábricas en todo el mundo. Los tentáculos de GM llegaban hasta el sector tecnológico, con EDS, y al financiero, con GMAC (hoy Ally Financial).

Pero llegó otra crisis. General Motors afrontaba en 2009 un enorme problema de liquidez que le obligó a declararse en quiebra y a acogerse a los brazos del Gobierno. La operación implicó una enorme reestructuración, la venta de marcas y el regreso a los mercados de una General Motors mucho más fortalecida. Se calcula que el rescate del motor salvó 2,6 millones de puestos de trabajo y evitó la pérdida de más de 100.000 millones de dólares en ingresos federales, muy por encima de los 11.200 millones de dólares que el Gobierno perdió en total con la inversión en la compañía.

Desde que se situó al borde del precipicio, General Motors ha ido ganando en fortaleza financiera. En 2017, la compañía registró unos ingresos de 145.600 millones de dólares y un beneficio récord antes de extraordinarios de cerca de 13.000 millones.

Así, GM afronta su penúltima reconversión desde una fortaleza financiera que no existía hace una década. La compañía es rentable, aunque su tamaño se ha ido reduciendo. El grupo emplea actualmente a 180.000 personas, la mitad que en su etapa de esplendor, y ha salido de mercados como el europeo, con la venta de su filial Opel/Vauxhall a PSA el año pasado, para centrarse en Asia. GMes la cuarta empresa del sector más valiosa en Bolsa, y la quinta tanto en ingresos como en volumen de ventas. El grupo cuenta con marcas como Chevrolet, Cadillac, Buick, GMC, Holden, SGM y FAW Jiefang.

Lo más importante, pese a todo, es que GM parece ser consciente de la necesidad de reinvención de una empresa hasta la que han llegado los tentáculos de Silicon Valley, también en la carrera por el diseño del coche del futuro. Y ni siquiera Trump puede detener el baile de un elefante.

Seis modelos sentenciados

  • El cierre de plantas de General Motors está vinculado con la decisión de sus responsables de dejar de producir seis modelos, en un intento de centrarse en automóviles más rentables, como camionetas y SUV. Éstos son los coches que se retirarán del mercado a partir del año que viene.
  • Chevrolet Volt. Entre enero y septiembre, se vendieron algo más de 13.200 unidades de este coche híbrido eléctrico enchufable, un 13,7% menos.
  • Chevrolet Impala. Pertenece a la cateogoría de coches grandes, cuyo mercado está a la baja en Estados Unidos. Las ventas en los nueve primeros meses bajaron un 13,4%, hasta menos de 44.000 vehículos.
  • Chevrolet Cruze. La demanda de este vehículo compacto ha caído por encima del 26%, hasta algo más de cien mil unidades.
  • Cadillac XTS. General Motors ha decidido cancelar la producción de este modelo a pesar de que las ventas han aumentado un 16% hasta septiembre, con 12.700 automóviles comercializados.
  • Cadillac CT6. Cuenta con la tecnología de conducción semiautónoma de GM, pero sus ventas cayeron más de un 10%, hasta 7.270 coches.
  • Buick LaCrosse. La caída de la demanda en un 14%, hasta 13.500 unidades, ha sentenciado a este modelo, también en la categoría de vehículos grandes.

Cuando GM fue ‘Government Motors’

Su condición de gigante empresarial y de gran generador de empleo ha situado históricamente a General Motors en el punto de mira del Gobierno de Estados Unidos, pero la relación nunca fue tan estrecha como a partir de junio de 2009, cuando la compañía se declaró en quiebra y la Casa Blanca se vio obligada a acudir a su rescate.

La empresa había acumulado decenas de miles de millones de dólares en pérdidas durante los años anteriores y se estaba quedando sin liquidez ante el desplome de las ventas de automóviles en Estados Unidos, inmerso en la mayor recesión en décadas.

Para evitar la destrucción de cientos de miles de trabajos y la desaparición de decenas de empresas dependientes de General Motors, el Departamento del Tesoro invirtió 50.000 millones de dólares en la compañía a cambio de un 60,8% de sus acciones, mientras Canadá aportó 12.500 millones y se quedó con el 11,7% del capital. Comenzó entonces una profunda y radical transformación de la corporación, que vendió cuatro marcas (Hummer, Saturn, Saab y Pontiac) y se quedó con otras cuatro (Chevrolet, Buick, GMC y Cadillac). General Motors volvió a la Bolsa en noviembre de 2010, protagonizando una de las mayores OPV de la historia, y, tres años más tarde, el Gobierno se desprendió de las últimas acciones aún en sus manos.

Pero la vinculación de General Motors con la Casa Blanca no se ha roto. Los planes de la compañía de cerrar plantas y despedir personal se han topado con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que ya ha amenazado con eliminar las ayudas financieras que recibe la compañía por el coche eléctrico y ha criticado que el cierre de fábricas no afecte a otros mercados, como el chino.

De ‘Supérlopez’ a una de las directivas más poderosas

La centenaria historia de GM se ha escrito de la mano de grandes directivos. Sus fundadores, William Durant y Charles Mott pusieron en marcha la compañía en septiembre de 1908, en los inicios de la explosión automovilística. El grupo fue añadiendo marcas como Buick, Cadillac y Pontiac hasta crear el mayor fabricante de automóviles del mundo.

Parte de la expansión y declive de General Motors lleva el nombre de Richard Wagoner, que permaneció en el cargo desde 2000 hasta que, en 2009, la Casa Blanca forzó su despido. La capitalización de la compañía había caído entonces un 90%. Su recuperación vino después de la mano de Mary Barra, una de las directivas más poderosas de Estados Unidos, que ascendió al puesto de consejera delegada en 2014.

El español José Ignacio López de Arriortúa, conocido como Superlópez por su revolucionaria gestión, es también protagonista de la historia del grupo. Llegó a ser número dos de la empresa, pero su marcha a Volkswagen provocó una denuncia de GM por fraude y robo de documentos confidenciales.

mapa general motors

EXPANSION –  Clara Ruiz de Gauna – Nueva York – 3 dic. 2018

Back to Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra , POLÍTICA DE COOKIES. ACEPTAR

Aviso de cookies